fbpx

Es una sustancia aromática que usa una persona para dar un olor agradable y que varía de acuerdo a su intensidad aromática.

Se entiende como perfume al producto, por lo general líquido, que utilizan las mujeres y los hombres sobre su cuerpo, para desprender un olor agradable.

Este olor agradable es comúnmente conocido como FRAGANCIA y pertenece exclusivamente a las flores, en su sentido propio.

El término de “FRAGANCIA” explica la idea de un olor agradable, pero de poco tiempo, como es la vida de las flores y el AROMA o NOTA expresa la idea de una larga duración.

ESTRUCTURA DE LAS NOTAS O AROMAS

Un perfume no huele igual en el momento que se lo aplica y después de algunas horas. Esto se debe a las diferentes etapas por la que pasa su aroma. Existen tres diferentes notas o aromas de desarrollo sobre la piel y son quienes revelan el sello del perfume:

Notas: Altas, Medias y Bajas.

La NOTA ALTA es la primera impresión que da el perfume, su aroma se capta inmediatamente después de aplicarlo y es la fragancia que se evapora más rápido. Se percibe durante los primeros 15 minutos.

La NOTA MEDIA es el corazón del perfume que aparece cuando se evapora la nota alta. La nota media define el sello del perfume pues contiene las fragancias más importantes. La duración de esta nota es hasta las 4 horas.

La NOTA BAJA es la encargada de fijar el perfume, es el aroma que más se impregna, ya que puede durar desde las 4 horas hasta días.

LA IMPORTANCIA DE USAR UN PERFUME

Los perfumes resultan una parte del atuendo y de la imagen propia. Así como un traje o un vestido puede provocar una buena impresión, de igual forma puede pasar lo mismo con los perfumes.

Ellos hablan de nosotros, de nuestra personalidad. Transforman nuestra imagen y lanzan señales a los demás que son percibidas en términos de “inocencia, ingenuidad, frescura, misterio, sensualidad, deseo…” dependiendo de las notas de cada fragancia.

Ahora bien, los perfumes no deberían ser nunca un disfraz donde nos camuflemos, sino todo lo contrario. El aroma que nos acompañe debe ser como una parte de nuestra personalidad que evoque la presencia y nuestro recuerdo.

EL PODER DEL AROMA

La importancia del perfume radica en el poder que tiene sobre los sentidos. Por medio de él podemos sentir rechazo o atracción hacia una persona, cambiar nuestro estado de ánimo y evocar recuerdos o sentimientos.

El ser humano recuerda más del 35% de lo que huele por encima del 5% de lo que ve o el 2% de lo que oye.

Nuestra memoria puede recordar más de 10.000 aromas diferentes y sólo reconoce 200 colores. El olfato transmite la información a una zona del cerebro que es la responsable de las emociones y la memoria.

UN PERFUME PARA CADA PERSONALIDAD

  • Extrovertida: Para la gente dinámica y decidida, los aromas que mejor se acomodan son los florales, los aromas frescos, la lavanda y los cítricos.
  • Introvertida: A las personas reservadas les va muy bien las fragancias orientales.
  • Elegante: Para las personas seguras de sí mismas, que siempre buscan el refinamiento y la independencia, los aromas florales son los que mejor les va.
  • Alegre: si tu personalidad es espontánea, simpática y alegre te convienen los aromas frutales y florales.
  • Romántica: Nada como los aromas dulces, cálidos y orientales para ti.
  • Madura y equilibrada: Aromas frescos y naturales.
  • Discreta: Aromas marinos y frescos.

CONSEJOS

SUGERENCIAS QUE DEBE INDICAR LA VENDEDORA A UNA CLIENTA

  • No le compre a una persona un perfume igual al que usa un pariente o amigo suyo simplemente porque le gustó cómo olía, recuerde que cada perfume huele diferente en cada persona, cada uno tiene un olor natural que depende en gran medida de su alimentación, tipo de piel y estilo de vida.
  • Si tiene la oportunidad de olerlo al perfume durante las primeras horas del día, su olfato estará más sensible en esos momentos por lo que podrá percibir mejor su aroma.
  • El día que compre el perfume trate de no perfumarse antes, así no se le mezcla ni altera el aroma del que va a comprar.
  • Elija sólo entre tres perfumes; si son más, su olfato terminará por saturarse de aromas sin que pueda notar la diferencia de cada uno.
  • La mejor forma de conocer su aroma es rociar un poco en el aire y olerlo.
  • Si se aplica la fragancia en la mano no la frote ya que genera calor y se evapora evitando que pueda distinguir su aroma; simplemente deje que se seque y luego huélelo.

CÓMO APROVECHAR LA MAYOR DURACIÓN DEL PERFUME

  • Aunque crea que ya no percibe el aroma de su perfume, evite ponerse más; tome en cuenta que se va acostumbrando al olor y llega un momento en que ya no lo percibe, pero las demás personas si  y para ellos sería muy desagradable que abusara de su fragancia.
  • La fragancia se debe aplicar manteniendo el frasco a una distancia de unos 30 cm.
  • Para mayores efectos, aplíquese perfume donde se concentra más el calor como en las muñecas de sus manos, los lóbulos de las orejas, el pecho y el cuello, también puede aplicarlo sobre la parte trasera de las rodillas, así se activará mejor la fragancia y la hará más duradera.
  • Para impregnar la piel, el cabello y la ropa, todo a la vez, cree una nube de perfume con el spray y pase por debajo (con los ojos cerrados).
  • Para las personas de piel seca el aroma suele durar menos, para ello es necesario aplicar perfume después del baño, en ese momento los poros de la piel están abiertos para absorberlo mejor, por lo que durará más.
  • Coloque su perfume en un lugar fresco y seco, sin presencia de luz para que no se altere.
  • El humo del cigarrillo afecta la duración del aroma, evítelo.

TIPS A CONSIDERAR EN EL PUNTO DE VENTA

  • Utilice siempre el mismo aroma, para un punto de venta o producto determinado.
  • Cree un concepto relacionado con el aroma: lujo, sofisticación, limpieza, deseo, etc.
  • Verifique que dicho aroma genere una armonía suficiente para constituir la forma olfativa de un punto de venta.
  • Aplique aromas novedosos y poco comunes: la idea es llamar la atención, que se cree un impacto y que ayude a que las clientas se encuentren a gusto y felices en el punto de venta, servicios y lugares donde son atendidos, así como influir positivamente en ellos, buscando cumplir el objetivo final: producir respuestas favorables para la compra.
  • Sea congruente con el público destinatario de su producto (ya sea para jóvenes, mayores o niños).